flore - s e r

Cooperación, conexión, interdependencia, respeto. Conceptos básicos que nuestra razón no suele recordar, comprender, reconocer, y sí lo hace, comúnmente ignora. Ver esa falta de atención frente a semejantes nociones tan importantes, hace que surja un deseo muy palpable por señalar responsables, sobretodo externos al propio ser, incluso, cuando es claro que para una rectificación, lo esencial es prestar dicha atención.

Ahora, al recordar, lo veo como una floración que comenzó con sólo una inquietud tras una pequeña y breve investigación correspondiente a un deber de tantos que se tienen en esas asignaturas de las que poco se espera y tanto se recibe. En ese momento no hubiese considerado jamás que empezaba a gestarse una nueva yo, que era el inicio de toda una profunda transformación.

Hoy, que ya hay perspectiva, identifico que “esto” venía sutilmente pavimentando camino desde mucho antes. Se paseaba con mayor intensidad por mis pensamientos de vez en cuando. Algunas temporadas decidía quedarse en silencio y permitir que lo pensamientos protagonistas fuesen otros, intimidados por el siempre presente miedo al cambio (ya que implica reconocer la posibilidad de no haber estado en lo cierto). Pero en otros momentos gritaba a todo pulmón.

De no ser por una creciente información y de mi incapacidad de callar eso que desesperadamente necesitaba expresar, me hubiese quedado en la comodidad de tan solo acortar el tiempo que paso en la ducha para no despilfarrar agua.

Las verdades crudas, evidentes, explícitas, esas que develan lo que preferiríamos desconocer y que al mismo tiempo señalan nuestra responsabilidad, son las mismas que incomodan, desazonan, desconciertan, perturban; pero asimismo las que más valen la pena.  

Fue así como mi anteriormente dormida visión se puso en marcha, se ensanchó y transmutó, abriéndole paso dos menospreciadas características inherentes a nuestra humanidad; empatía y sensibilidad, cuyo precedente, en mi particularmente, carecían de voz.

Numerosas reflexiones piden ser expresadas desde esta nueva apreciación de nuestro actuar. Irán bonitamente brotando a su tiempo….



IMG_1831.jpg
Juliana Garcia CorreaComentario